donde dormir en Lago inle

Donde dormir en Lago Inle

Donde dormir en Lago Inle: Alojamiento barato en las mejores zonas

Alojarse en Lago Inle te resultará barato tratándose de unas de los principales lugares de interés de Myanmar. El sector turístico se ha expandido algo más en el Lago Inle los últimos años aunque todavía la calidad-precio en bastantes alojamientos sigue dejando que desear.

En resumen, podrás encontrar alojamiento barato en Lago, donde una habitación doble ronda los 12€ y en dormitorios compartidos los 6€.

Desde La Mochila Trotamundos te contamos las mejores zonas donde dormir en Lago Inle incluyendo una lista con alojamiento económico de todo tipo. De esta manera podrás encontrar el alojamiento barato que se adapte a tus necesidades en el Lago más famoso de Myanmar

Las mejores zonas donde dormir en Lago Inle

1. Iwama, la mejor zona donde dormir en Lago Inle

Iwama es una de las villas flotantes más populares en este lago de Myanmar. Su popularidad se debe a su fácil acceso desde Nyaung Shwe.
El alojamiento en esta área es más caro pero también podrás vivir la experiencia de estar alojado sobre casas flotantes en el lago.
Para desplazarte posteriormente al mercado o para algún restaurante tendrás que hacerlo mediante un bote.
Es bastante curioso ver esta villa de Iwama porque desde la oficina de correos, pasando por el hospital, los restaurantes, las tiendas de artesanías, las pagodas e incluso los mercados se desarrollando sobre el agua.

2. Nyaung Shwe, la mejor zona alternativa donde dormir en Lago Inle

Nyaung Shwe es una de los asentamientos más poblados en la orilla del Lago. Por lo cual el numero de alojamientos que concentra es elevado. También su oferta de alojamiento es muchísimo más amplia que la ofrecida por la zona de Iwama.
No te preocupes porque podrás encontrar lugares para hospedarte para todo tipo de presupuestos. Desde hostales con dormitorios y camas compartidas pasando por habitaciones privadas para una sola persona o con una cama doble para parejas.
El pueblo como tal carece de atractivos turísticos. Su punto neurálgico es el mercado dónde por las mañanas podrás ver como se desarrolla la actividad local.
Al caer la noche cobra algo de vida diferente esta zona porque los restaurantes abren sus puertas y puedes disfrutar de una cena con varios tipos de cocina donde elegir con total calma y tranquilidad.