khao-san-road-mediocridad

La mediocridad de Khao San Road

Khao San Road, Khao San Road, tanto amor y odio en apenas 500 metros. Los pequeños tenderetes callejeros que venden prácticamente de todo, esta vez algo más recatados que en Suhkumvit Soi 11, los serpentean las largas colas de turistas que peregrinan a uno y otro lado mirando con curiosidad que se ofrece en cada lugar.

Turistas con mochila en mano, a la espada o en la parte delantera para los mas temerosos. En esta masa que habita Khao San Road no puedo parar de fijarme en ese perfil que camina con camiseta de tirantes y con la marca de la cerveza de turno, bañador y chanclas así como gorra o gafas de sol. La cerveza en mano es opcional para completar este look playero en una ciudad de interior.

khao-san-road
khao-san-road

Hostales a granel así como tuk-tuk y taxis esperando una carrera. Es poco común ver tailandeses por esta calle a menos que sea para ofrecer un servicio, lo que delata el propósito de Khao San Road.

Durante la mañana y la tarde la música tiene también espacio gracias a otros tenderetes callejeros, aunque caída la noche el ruido se vuelve ensordecedor y cada pub o bar busca llamar la atención a base de decibelios.

No podía faltar la comida. PadThai para los menos atrevidos hasta escorpiones a la parrilla. Cabe destacar que estos últimos no los en visto en ningún otro lugar por lo cual puede considerarse un reclamo más que turístico.

cerveza-khao-san-roadcerveza-khao-san-road
cerveza-khao-san-road

En las terrazas podemos observar relajadas competiciones de cerveza disfrutando del espectáculo y vistas anteriores. Hay espacio para los tattoo shop, aunque tatuarse la imagen de un buda o utilizarlo como macetero o cenicero es una total falta de respeto hacia él. La doble moral es universal.

Cajeros automáticos, casas de cambio, smoothies, zumos y si el pelo no te escasea como a mí también te puedes hacer rastas.

Ambiente playero y festivo incrustado en la ciudad donde la arena y el agua del mar se encuentran a algo más de treinta kms. Aléjate de Khao San Road y sumérjete en el Bangkok más real eligiendo una parada de metro o de skytrain al azar, te lo agradecerás.