Sobre mí La mochila trotamundos

Sobre mí

Sobre mí

Sobre mí es un vistazo rápido sobre mi vida viajera desde que era niño hasta el día de hoy.

¡Hola!

A los 5 años mis padres se dieron cuenta que solía mirar el mundo desde un ángulo poco correcto. Así que tras una visita al oculista salí con mis nuevas gafas.  Gracias a ellos y desde entonces sigo mirando desde ese mismo ángulo poco correcto el mundo pero con más nitidez. Cosas del astigmatismo supongo.

Recuerdo mis primeros viajes con cariño.

Toda la familia en un Seat 127 verde sin aire acondicionado, peleándonos por poner música en el radio casete y camino a Mazagón, Huelva. Pasar 15 días de camping, si se gestionaba bien el presupuesto, era lo más.

Quizás fuera en ese punto donde se empezó a cocinar un poco el espíritu curioso por querer descubrir nuevos lugares. Cada verano solía repetirse más o menos la misma historia. Hasta que llegó uno que lo cambió un poco todo.

Ese verano no hubo playa.

Vino una mudanza en medio de la adolescencia. Vino adaptarse a un nuevo lugar. Vino conocer nuevos amigos. La única diferencia es que no era por un límite de tiempo sino “para toda la vida”. Quizás fueran más puntos para alimentar el espíritu curioso. Aunque esta vez fueron más puntos de adaptación que otra cosa. Todo suma.

Más viajes.

Esta vez por Andalucía, por España, por Inglaterra, por Escocia, por Irlanda…

Hasta que un día decidí abandonar Sevilla. Allá por el 2007. Fue más que evidente que tener opción a un contrato indefinido me asustó completamente. ¿¿¿Toda la vida trabajando aquí??? ¿¿¿Pero esto qué es???

Dublín fue mi hogar durante aquel exilio.

Sin duda alguna las tres visitas que le hice a la ciudad me cautivaron. Un placer descubrir aquí y allá, mejorar mi inglés y casi besar el santo con mi primer viaje trasatlántico a NYC “casi ná”.

Aún conservo intacto un tarro de las esencias donde guardo cada recuerdo. He pensando muchas veces en abrirlo y volver a vivir en la capital irlandesa. Después de meditarlo en varias ocasiones siempre rechacé la opción. Nada ni nadie ni ningún lugar volverá a ser lo que fue o lo que era. Lo aceptes o no, el tiempo es lineal para los humanos.

Un año más tarde Eindhoven.

Holanda se convertía en mi nueva morada. Bélgica y Turquía se unían a la lista de países visitados. Aquí nació oficialmente mi pasión por la cerveza artesana.

Y después vino un punto de inflexión…

A punto de irme a trabajar a Montreal acabé viviendo en el Campo del Gibraltar. Eso sí Canadá se sumó a la lista, luego Hong Kong además de Marruecos y Bolivia, y hasta en dos ocasiones, Perú. Prometí volver una tercera vez a la república. Su gente y su gastronomía me enamoró. Prometer una cuarta y una quinta jamás sería pensarlo en exceso.

La llama se avivó.

Visitar Sudamérica despertó de nuevo esa llama. Esa que casi me matan y me dejo matar. Todo por por intentar adaptarme a convencionalismos sociales y personales.

¡Y pensar que casi 4 años me pegué sin apenas viajar! Lo mejor de todo eso fue descubrir qué cosas no quiero.

La pasión por querer descubrir muchas y más personas y mucho y más lugares volvió a resurgir.

Y entonces…

Todo ocurrió.

Brexit.

¿Por qué el Brexit me cambió la vida? <- Lee el artículo y lo comprenderás.

Y desde entonces…

Llevo viajando desde el 16 de Enero del 2017 con billete de ida… aunque igual todo empezó aquel 19 de Junio del 2007 al abandonar la ciudad… o quizás con aquel viaje a Mazagón. Quién sabe.

Lo mejor y lo más importante es lo que está sucediendo ahora.

Te invito a que mires los lugares a través de mis ojos, no a mi en ese lugares con tus ojos.

Puedes seguirme en Facebook, Twitter e Instagram.

¡Un abrazote!

Por cierto, me llamo José Manuel.

Un saludo :)